OpiniónOpinión Pública

Los “libres”, nacidos para perder

OPINIÓN PÚBLICA
Por Felipe Martínez Chávez
Los “libres”, nacidos para perder 

VICTORIA, TAMAULIPAS | Sin ruido, ganas ni esperanza comenzaron las precampañas de los independientes por el Gobierno de Tamaulipas. Son los nacidos para perder.

Necesitan reunir por lo menos 79,745 firmas de apoyo procedentes de 22 municipios, el tres por ciento de la lista nominal de electores, algo que está muy lejos de sus posibilidades si no tienen el respaldo económico y de personal de instancias oficiales. 

Los cuatro tienen hasta el 10 de febrero para cumplir la meta. El pronóstico es muy reservado. 

No son figuras de la sociedad civil, personas conocidas que pudieran encabezar un movimiento de oposición a los partidos, “levantar vuelo” como se dice para llegar a Palacio de Gobierno. 

Le dimos una “checadita” al arranque de sus precampañas, y no hay indicios de que pudieran “pegar”. No mueven con éxito las “benditas” redes sociales, esas que no cuestan y generan simpatías o se convierten en “malditas”. 

Moisés Méndez Aguilar, originario y residente de Tampico, registró como lema “jóvenes de corazón grande”. Tiene 32 años y es maquillista profesional. Aspira al gobierno porque dice está “cansado de los políticos”. 

Otro de ellos es Juan Enrique Flores Aguirre, abogado de la zona sur. Su lema es “Tamaulipas para los tamaulipecos”, que tampoco es “pegajoso” y atractivo para los electores. 

Su nombre de batalla (política) es “El Gallo de Tamaulipas” y así comenzó un tímido movimiento en redes. Pareciera que su objetivo es satisfacer problemas internos. 

Geovanni Francesco Barrios Moreno, abogado de Reynosa, es “salsa de muchos tacos”. Participa en cuanta convocatoria aparece, sin éxito. Comenzó mal porque quiso imponer como lema “auténticos morenistas”, que le regresó el Instituto Electoral. Le ordenaron algo “que no relacione a ningún partido político”. 

Su caso pudiera encerrar algo patológico. Al mismo tiempo se registró como precandidato de Morena, que no “pegó”. 

En su aspiración morenista utilizó elementos a su favor como “miembro fundador de Morena” y el único “que no ha estado afiliado a otro partido político” ¿en cuestión de horas se volvió independiente? 

No se descarta que en Reynosa alcance las 5,266 firmas que se le exigen, si allá vive, pero necesita casi 80 mil de variados municipios. 

Ha jugado a otras aventuras por la “libre”, que tampoco salvó por falta de firmas de apoyo. Hoy puede no ser la excepción. 

Finalmente tenemos a Marco Antonio Elejarza Yáñez, igual de Reynosa y “arroz de muchos moles”, cuyo lema es “renovación democrática y social por Tamaulipas”. Si llegara a reunir el mínimo, está muy lejos de alguna victoria. 

Se jacta de haber obtenido casi cinco mil promociones en el primer día de activismo, dos de enero. Son las que requiere de ahí ¿y el resto? Aspira a más de cien mil. 

Ninguno ha desplegado estrategias en Internet, donde pueden hacer campaña. Radio y televisión tienen prohibido; la prensa escrita es cara. 

No son lo que espera la ciudadanía y, al final, ellos en lo particular saldrán “trasquilados”. El INE inició la fiscalización y los traerá “cortitos”. A más tardar el 13 de febrero deberán presentar un informe de ingresos y gastos de precampaña, especificando el origen y monto de los recursos, a través del Sistema Integral de Fiscalización. 

Y no pueden servirse a manos llenas de dinero. El máximo son 10.3 millones de pesos para la etapa de apoyo. En lo particular solo pueden “mocharse” con un millón (que difícilmente lo van a sacar de su chequera). 

El tope total es de 31 millones. Si lo rebasan, o no generan informes, serán acreedores a multas del Instituto que es muy difícil quitarse, y menos si se trata de las migajas que saldrán en apoyo del erario. 

Ahora que, si siguen el ejemplo de Francisco Chavira Martínez en 2016, podrán encontrar formas de subsistencia al sumarse a un candidato partidista a cambio de favores y una cartera en el gabinete estatal. Lo votos son lo de menos, ídem que la moral. 

Chavira conquistó en las urnas la “friolera” de nueve mil votos y gozó cuatro años de los beneficios de una secretaría a través de una consanguínea. Son los negocios de los “libres”. 

La verdad es que, para la elección del cinco de junio, no habrá muchos candidatos al gobierno. Dos serán aportados por las coaliciones presididas por el PAN y Morena; una por Movimiento Ciudadano y los independientes. A Fuerza por México se le negó el registro local. 

En otros asuntos, dos encuestas prácticamente simultáneas de sendas empresas de prestigio exponen que el alcalde morenista de Victoria, Eduardo Gattás Báez, está en el ánimo de los capitalinos. 

La primera, de Massive Caller, le concede el lugar 19 de una lista de 103 presidentes, con una aprobación del 48.5 por ciento. La segunda es de Mitofsky, encaminada a los ediles de las capitales de estado, y le da el espacio 15 con calificación del 47.1 por ciento. 

La diferencia es que en la época de Xico González-Pilar Gómez, nunca bajaron el deshonroso ranking entre 100 y 102 nacional, el sótano. 

Por cierto, el titular de Mitofsky, Roy Campos, resalta que el tampiqueño Jesús Nader tiene dos años de estar entre los primeros dos lugares nacionales (ocho encuestas seguidas), algo que muy pocos munícipes alcanzan. 

Dicen que el cuatro de enero es el “Día del Periodista” ¿será cierto?

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: