IntríngulisJuan Carlos López AcevesOpinión

Veto y voto 2022

INTRINGULIS

Veto y voto 2022

Juan Carlos López Aceves

Para no cometer un gazapo, antes de redactar esta colaboración, consulte el siguiente dato con uno de los abogados tamaulipecos, que mejor domina la temática parlamentaria: me refiero al ex Secretario General del Congreso y ex diputado local y federal, ENRIQUE GARZA TAMEZ.

El dato consultado es el siguiente: antes de FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, ningún gobernador de Tamaulipas, había hecho uso de la facultad que le confieren los artículos72 de la Constitución Política de Tamaulipas, y 125 y 127, de la Ley sobre la Organización y Funcionamiento Internos del Congreso del Estado, de lo que conocemos como “veto”.

Antes de continuar, resulta conveniente aclarar que, la redacción actual del artículo 72 constitucional, proviene desde la LVIII Legislatura, que presidió ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO, y que también integraron JAVIER VILLARREAL TERÁN, ÁLVARO VILLANUEVA PERALES, FELIPE NERI GARZA NARVÁEZ y PEDRO ALONSO PÉREZ, durante la segunda mitad del sexenio de TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA.

La promulgación de los Decretos 185, el 18 de diciembre de 2002, así como el 286, publicado el 3 de junio de 2003, contienen la redacción actual de los tres párrafos que conforman el artículo 72de la Constitución Política local.

Mientras que el texto de los artículos 125 y 127, de la Ley del Congreso del Estado, proviene desde que esta norma fue aprobada, también durante  la segunda mitad del sexenio de TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA, por la LVIII Legislatura local.

Texto que no utilizaron los gobernadores EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES y EGIDIO TORRE CANTÚ, ni el propio YARRINGTON RUVALCABA, hasta que, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA hizo uso del mismo, con la finalidad de “vetar” ni más ni menos que 6 Decretos aprobados por la LXV Legislatura, que preside ARMANDO ZERTUCHE ZUANI.

Los Decretos devueltos al Congreso con observaciones del mandatario, son LXV-94, LXV-106, LXV-107, LXV-108, LXV-110 y el LXV-111.

Mismos que contienen el “veto” a la Ley de Austeridad, Ley del Gasto Público, Ley de Coordinación Fiscal, Ley de Remuneraciones de las Servidoras y Servidores Públicos del Estado y Municipios, Ley del Fondo de Capitalidad de Victoria y al Presupuesto de Egresos del Estado, respectivamente.

¿Porqué razón TORRE CANTÚ y HERNÁNDEZFLORES, no hicieron uso de esta facultad de “veto”, a ninguna de las reformas constitucionales, legales y al Presupuesto de Egresos, aprobadas durante sus gobiernos, ni GARCÍA CABEZA DE VACA durante los primeros cinco años de su sexenio?

La respuesta es muy sencilla: porque en el mapa político de Tamaulipas, aún no estaban trazadas las coordenadas del “Gobierno dividido”.

Tanto HERNÁNDEZ FLORES como TORRE CANTU, tuvieron la mayoría del PRI en el Congreso del Estado, para aprobar a modo todas las iniciativas que convenían a sus gobiernos, agregando el voto de sus partidos aliados Nueva Alianza y el PVEM.

Como también lo pudo hacer GARCÍA CABEZA DE VACA, durante las LXIII y LXIV Legislaturas, en donde la bancada del PAN fue mayoría.

Hasta que el fenómeno obradorista irrumpe con fuerza en la elección de 2021, logrando que MORENA se apropie de la mayoría en el Poder Legislativo, para dar paso por primera vez en la historia política de Tamaulipas, a un gobierno dividido, con el PAN en el Poder Ejecutivo.

Jurídicamente la facultad de “veto” durmió plácidamente en los artículos ya mencionados, hasta que el voto de la ciudadanía, modificó la correlación de fuerzas y le puso tremendo contrapeso al Poder Ejecutivo, inaugurando una etapa inédita en la historia del estado, con el inicio de los trabajos de la LXV Legislatura, comandada por ARMANDO ZERTUCHE ZUANI.

Gobierno dividido, que hoy tiene entrampada la relación entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, en la coyuntura de una sucesión gubernamental, que genera incentivos negativos para el diálogo y el consenso parlamentario, tal y como lo estamos viendo con los 6 vetos del gobernador GARCÍA CABEZA DE VACA, a un número igual de decretos aprobados por el Congreso.

La polarización entre las bancadas del PAN y MORENA, lejos de achicarse, va in crescendo y se encuentra en un punto de no retorno.

Polarización y vetos que impactan a la ciudadanía, generando posiciones a favor y en contra de las bancadas azul y guinda, pero también del gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, quien hace uso de una facultad constitucional y legal, que tiene el titular del Poder Ejecutivo.

Así, el contexto de “Gobierno dividido”, que se puede prolongar durante todo el trienio de la LXV Legislatura, si gana CÉSAR VERÁSTEGUI OSTOS, o se puede acotar hasta finales de septiembre de 2022, en caso de que AMÉRICO VILLARREAL ANAYA resulte triunfador de la elección, será un ingrediente que jale o rechace votos para el PAN y MORENA en las urnas, considerando la aprobación o desaprobación ciudadana, de los temas que han sido vetados por el Gobernador GARCÍA CABEZA DE VACA.

Veto y voto van de la mano, a las urnas del 5 de junio de 2022.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: