IntríngulisJuan Carlos López AcevesOpinión

IETAM en tiempos de la 4T

INTRÍNGULIS
Por Juan Carlos López Aceves
IETAM en tiempos de la 4T 

Si le digo que el presupuesto que ejercerá el Instituto Electoral de Tamaulipas durante el 2022, es 10 veces mayor que el del Tribunal Electoral, 16 veces superior al de la Comisión de Derechos Humanos y 28 más grande que el del Instituto de Transparencia. 

Y que, además, contiene 16 veces al del Tribunal de Justicia Administrativa, me dirá que estoy comparando peras con manzanas y tiene usted razón. 

Hablo de 551’693,690 pesos aprobados para el Instituto que preside, JUAN JOSÉ RAMOS CHARRE; 53´949,141 para el tribunal que encabeza BLANCA ELADIA HERNÁNDEZ ROJAS; 34’269,525 para la Comisión que comanda OLIVIA LEMUS y 34’986,322 de presupuesto para el Tribunal que jefatura ALEJANDRO GUERRA MARTÍNEZ. 

Pero, insisto, no se vale comparar melones con papayas, pues cada uno de los Organismos Autónomos mencionados tiene fines diferentes. 

Pero si le comento que, la organización y conducción de las elecciones salen más caras, bajo el nuevo paradigma del Sistema Nacional Electoral que, en el modelo anterior, entonces resulta válida la comparación. 

Viene a cuento lo anterior, porque durante sus 27 años de vida institucional, el IETAM ha organizado 12 comicios, de los cuales 5 han sido para elegir al titular del Poder Ejecutivo Estatal. 

En 3 de ellos, ganó el candidato del PRI y el IETAM interactuó entonces con TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA, EUGENIO ERNÁNDEZ FLORES y EGIDIO TORRE CANTÚ, sin mayores contratiempos. 

Hasta que, en 2016, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, logró para el PAN la primera alternancia gubernamental, organizando el IETAM durante el sexenio que concluyó, los comicios de 2018, 2019, 2021 y 2022, también sin mayores sobresaltos financieros, pues los proyectos de presupuesto que el Consejo General del Instituto aprobó, contaron con el visto bueno de FGCV y de la bancada azul en el Congreso del Estado. 

Ahora, con el triunfo de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, el Instituto Electoral transitará por caminos ignotos. 

Digo lo anterior, porque tanto el PRI como el PAN, son partidos que apoyaron el surgimiento del Sistema Nacional Electoral y lo siguen defendiendo. 

Recordemos que, en la sesión celebrada el 5 de diciembre de 2013, los votos en contra de la Reforma Constitucional en Materia Político Electoral, fueron de diputadas y diputados del PRD, PT y MC, que luego se sumaron al partido fundado por ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, que obtuvo su registro del INE el 9 de julio de 2014. 

La votación en el Senado refleja con fidelidad lo anterior: mientras que, MAKI ORTIZ DOMÍNGUEZ, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA y MANUEL CAVAZOS LERMA, votaron a favor de la Reforma Constitucional, MANUEL BARTLETT DÍAZ, MARIO DELGADO CARRILLO, ALEJANDRO ENCINAS RODRÍGUEZ y ADÁN AUGUSTO LÓPEZ HERNÁNDEZ, se manifestaron en contra del surgimiento del Sistema Nacional Electoral. 

Ocho años más tarde, en la Cámara de Diputados anidan dos iniciativas de 

Reforma Constitucional en Materia Política Electoral, ambas presentadas en la sesión del 28 de abril de 2022. 

Una la suscribe el presidente LÓPEZ OBRADOR y la otra fue presentada por la bancada del Partido del Trabajo. 

Ambas tienen un notable punto de coincidencia: pretenden darle sepultura al Sistema Nacional Electoral a la brevedad posible. 

Con un argumento también coincidente: el notable incremento en el costo de los comicios locales con el Sistema Nacional Electoral. 

Por ejemplo, para organizar los comicios en los que, EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES y EGIDIO TORRE CANTÚ ganaron (2004 y 2010), el Congreso del Estado aprobó para el IETAM presupuestos que, sumados, arrojan un total de 260’722,945 pesos. 

Mientras que, en el marco del Sistema Nacional Electoral, la organización de los comicios ganados por FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA y AMÉRICO VILLARREAL ANAYA (2016 y 2022), requirieron 870’930,260 pesos, aprobados por el Congreso del Estado. 

Así, mientras que, en el modelo comicial anterior, el promedio por elección de gobernador (2004 y 2010) fue de 130’361,472 pesos, en los comicios bajo el Sistema Nacional Electoral, el promedio por elección de gobernador (2016 y 2022), fue de 435’465,130 pesos. 

Una diferencia notable en el costo, de 305’103,658 pesos, que sirve como argumento principal para la austeridad republicana que propone el presidente LÓPEZ OBRADOR, en el desempeño de la función pública. 

Incremento que puede ser retomado por ADRIANA LOZANO RODRÍGUEZ, secretaria de Finanzas, cuando el Gobernador, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, le turne para su revisión, el Proyecto de Presupuesto para el 2023, en donde el IETAM está solicitando 406’678,155 pesos. 

Que incluyen el financiamiento público para los partidos (180’578,012 pesos) y el gasto operativo institucional (226’100,143 pesos). 

Ya veremos cómo le va en la era de la Cuarta Transformación en Tamaulipas, al Instituto que preside JUAN JOSÉ RAMOS CHARRE, tomando en cuenta los cuestionamientos que recibió el IETAM durante la campaña, por parte de EDUARDO GOVEA ORZOCO y de ANDRÉS GARCÍA REPPERT FAVILA, a nombre del candidato AMÉRICO VILLARREAL ANAYA. 

Un Instituto que, entre 2015 y 2022, pasó de 62 a 148 plazas laborales. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: