OpiniónOpinión Pública

Supremo Tribunal, el “cadillo” para la 4T

OPINIÓN PÚBLICA
Por Felipe Martínez Chávez
Supremo Tribunal, el “cadillo” para la 4T 

CD. VICTORIA, Tamaulipas | Es el primero ¿cuántos más siguen? que el Gobernador Américo Villarreal decidió no ratificar en el Poder Judicial.

Por “falta de honorabilidad” no le dio su confianza a Horacio Ortiz Renán para continuar como magistrado del Tribunal. En las siguientes horas enviará al Congreso su propuesta. 

Debemos recordar que el “chilango”, como presidente del Poder Judicial, es el autor de la maniobra para “tumbar” una resolución del TRIELTAM que invalidaba la Comisión Permanente del Legislativo, cuando no tenía injerencia en el tema. 

Fue uno de los más viles descaros de partidarios de Francisco Javier, para seguir con el control de la Comisión Permanente de la 65 legislatura. 

Horacio y socios se valieron de los síndicos del ayuntamiento de El Mante, Claudia Tavares Hernández y César Fernando Garnier González, para declarar un “incidente de suspensión” en materia electoral, tema que el STJ tiene prohibido manejar. 

Hay razones de sobra para decir que Renán no debe repetir en la chambita, aun cuando apele a órganos superiores. Deberá regresar a su notaría, donde no le ha ido mal. 

Para variar, como la mayor parte de la gente que trajo el panismo, Renán es originario del ex DF, donde nació el ocho de junio de 1958. Terminó su carrera de abogado en la Universidad Autónoma de Nuevo León y es vecino en Reynosa. 

Ocupó la secretaría del ayuntamiento de aquella frontera en el trienio cabecista. En 2016 su amigo se lo trajo a manejar el órgano de justicia. 

El Tribunal todo está al servicio del cabecismo. Luego de perder la mayoría legislativa en el 2021, “se apuraron” a imponer a su gente así fueran abogados que no son capaces de sacar a un borracho del bote, con la multa en la mano. 

Otros eran abogados (y abogadas) cobracuentas de mueblería. Les dieron chamba en el gobierno y los hicieron magistrados, pasándose por el arco del triunfo la Ley que dice que deben ser elementos con carrera judicial y mucha experiencia. 

Panistas cabecistas todos, no encajan con los principios de la 4T de no mentir, no robar y no traicionar, comenzando con el titular que dejaron, David Cerca Zúñiga, quien fungía como Jefe de la Oficina de Cabeza (o secretario particular) cuando lo mandaron al ST. Más antes secretario general del Congreso panista. En su vida había leído una actuación judicial. 

Azules todos, decíamos, como el mismísimo Javier Castro Ormaechea que, como zar anticorrupción del panismo, se dedicó a perseguir a militantes y simpatizantes de Morena, o aquellos que no quisieron apoyar al PAN. 

Ellos, como Mauricio Guerra Martínez, María del Rosario Garza Hinojosa, Gloria Garza Jiménez, Omeheira López Reyna y así por el estilo, recibieron la “beca” después de servir por más de cinco años al cabecismo. 

Difícil pero no imposible para los guindos quitarse la “camisa de fuerza” celeste, considerando que fueron nombrados por seis años a partir del 2021 y 2022. Saldrán a finales del primer sexenio morenista en Tamaulipas. 

Primera vez en la historia del órgano de administración de justicia que su nivel ha caído tan bajo con bisoños e inexpertos. 

Cambiando de tema, este martes apareció el nombre de Tamaulipas en el marco de la sesión de la Cámara de Diputados (federal). Fue “presentada” como legisladora Alva Agustina Vigil Hernández, IV distrito Matamoros, suplente de Adriana Rodríguez Lozano, ahora secretaria de Finanzas de Américo. 

También Juan González Lima, suplente de Tomás Gloria Requena en el III Distrito, Río Bravo, al incorporarse este al equipo americanista en la General de Gobierno. 

El que regresó a la nómina de la Cámara –como estaba previsto- es Gerardo Peña Flores, plurinominal celeste. Este mismo martes presentó una iniciativa un poco extraña. Pidió reformas al 27 Constitucional en materia de energía eléctrica. 

Extraña porque quiere que la federación otorgue concesiones a los gobiernos estatales para generar su propia energía eléctrica o contratarla con particulares –privilegiando la amigable con el ambiente- e incluso comercializarla. Lo hizo a nombre de la bancada panista. 

Como que sigue representando los intereses de los que se fueron, señalados de ser copropietarios en negocios generadores de energía eólica. 

Mientras tanto el Gobernador Américo Villarreal anunció –en evento en el DIF- la implementación del programa “Por el bien de Todos Primero los Pobres”, una réplica del que mantiene López Obrador. 

Poco a poco irá aterrizando su proyecto. Se sabe que hay negociaciones hacia el interior del Congreso del Estado para enviar iniciativa de reformas a la Constitución y varias Leyes. Necesita crear la Guardia Estatal y dar forma a las nuevas secretarías anunciadas. 

Para adicionar la Carta Estatal requiere de mayoría calificada de votos en la legislatura. La Ley Orgánica de la Administración Pública puede reformarse con la mitad más uno. 

Y el ayuntamiento capitalino prepara los festejos del 272 aniversario de la fundación de la antigua Villa de Aguayo. Habrá sesión solemne de cabildo en la plaza Hidalgo, ahí donde se trazó el primer plano de la mancha urbana. 

Al alcalde Eduardo Gattás le fue “bien” en la designación de colaboradores del gobierno de Américo Villarreal. Alrededor de 15 de su equipo fueron llamados a Palacio, entre ellos dos secretarios. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: