niñez migrante

talachaadminjunio 28, 2018

3min0

La juez federal de California Dana Sabraw, dio un plazo de 30 días para que la administración del presidente Donald Trump reúna con sus padres a los más de dos mil 300 niños y niñas que fueron separadas de sus familias desde abril pasado.

Algunos de los padres y madres de la niñez migrante ya fueron deportados a sus países

Washington |Notimex.- La Casa Blanca aseguró hoy que 500 niños separados de sus padres en la frontera sur han sido reunidos con sus familiares, tras indicar que la orden de un juez federal para reunificar a las familias migrantes hará imposible el cumplimiento efectivo de las leyes migratorias estadunidenses.

“La suspensión debe ser retirada de inmediato o no podremos tener al país seguro”, aseguró la vocera presidencial Lindsay Walters, quien argumentó que la orden del juez complicará aún más el trasfondo judicial para los niños separados de sus padres.

En su orden emitida el martes, el juez federal de California, Dana Sabraw, dio un plazo de 30 días para que la administración del presidente Donald Trump reúna con sus padres a los más de dos mil 300 niños separados de sus familias desde abril pasado.

La directiva de Sabraw derivó de la demanda presentada por la organización no gubernamental Unión de Libertades Civiles de América (ACLU) en contra de la separación de familias migrantes.

En declaraciones a la prensa a bordo del avión presidencial en ruta hacia Washington, Walters aseguró que 500 de estos niños ya han sido reunidos con sus padres.

La portavoz indicó que tanto el Departamento de Salud (HHS), como el de Seguridad Interna (DHS) y el de Justicia trabajan para la reunificación de los otros menores, aunque no dio cifras.

Walters dijo que el proceso para estas reunificaciones toma tiempo, e hizo notar que en algunos casos los niños serán puestos bajo el cuidado de guardianes legales.

Algunos reportes de prensa han señalado que los padres de los menores fueron ya deportados a sus países, aunque en algunos casos los menores viajaban solos o en compañía de personas con las que no tienen ningún parentesco.

“Existe un proceso de verificación que tiene lugar para asegurar que se antepone primero el bienestar de los niños”, manifestó la vocera presidencial.


talachaadminjunio 20, 2018

2min0

En 2017 fueron entregados a organismos del estado 774 niños y niñas migrantes, pero este año se estima que se rebase la cifra ante la agresiva política migratoria de Donald Trump

La niñez migrante recibe cobijo del gobierno

Nuevo Laredo.-Los Centros de Atención al Menor Fronterizo (CAMEF) de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, han atendido en los primeros cuatro meses del año a 500 menores migrantes centroamericanos que fueron deportados por Tamaulipas por el gobierno de Donald Trump.

Las estadísticas del CAMEF estiman que ante las agresivas políticas migratorias del gobierno estadounidense, este año se superarán las deportaciones de menores que en el 2017 fueron de 774. Las nacionalidades de los niños y niñas son de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Los menores migrantes deportados viajaban con sus padres o familiares, pero al ser detenidos, los separaron y los devolvieron por la frontera de Tamaulipas, por donde había ingresado al vecino país.

Tras ser deportados los menores, en el CAMEF se les da albergue, alimento, vestido, atención médica, y ayuda psicológica, toda vez que el efecto de la separación de sus padres, les causa trastornos emocionales agudos que merecen ser atendidos por trabajadoras sociales y psicólogas.

Personal de estos Centros explica que los menores permanecen entre cinco y diez días, en tanto se prepara su repatriación, siendo acompañados a sus países de origen por funcionarios de Migración hasta entregarlos con sus familiares.

Los traslados hacia sus países de origen se hacen en avión y los costos corren a cargo del Sistema DIF Tamaulipas.



5min0

Ante las atrocidades que está haciendo Donald Trump en contra de las familias latinas y los niños migrantes, a quienes ha enjaulado de forma criminal, los gobiernos mexicanos de todos los niveles, los candidatos presidenciales y los partidos, deben hacer a un lado sus diferencias y fijar una posición clara y contundente ante el gobierno racista y discriminatorio de los Estados Unidos.

Las imágenes son abominables, sólo comparadas con aquellas en la que los nazis en los campos de concentración llevaban a los hornos crematorios a los judíos. Lo mas terrible aquí, es que las víctimas son niñas y niños, que han sido separados de sus padres y tratados como criminales por los agentes de migración y la patrulla fronteriza por órdenes de Trump.

Ayer salió el gobierno de Peña Nieto a través de su Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray a condenar los hechos, los partidos oportunistas, junto con sus candidatos presidenciales también lo hicieron, pero de manera tímida, sin energía ni coordinación, como para cumplir solo con sus seguidores. Los gobernadores de todos los partidos andan extraviados tratando de ganar las elecciones en sus estados y no han sido para dar la cara y reprobar esta acción inhumana, oprobiosa y ruin de parte de Trump y su gobierno.

El drama es terrible, los niños lloran, tienen miedo, hambre y están enfermos. La crisis está en 17 Estados de la Unión Americana, en donde están las jaulas con más de 2 mil 500 menores, de los cuales, de  acuerdo a los servicios de Migración gringos, serían 300 niñas y niños mexicanos los que sufren esta crisis.

El gobierno de Trump, lejos de frenar su política discriminatoria, ayer martes anunció su retiro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y calificó a esta organización de hipócrita, «tomamos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en si misma que hace una burla de los derechos humanos», afirmo Nikki Haley representante del gobierno de Trump ante la ONU. Esta conducta retrata fielmente el perfil criminal del gobierno vecino que se han convertido en un peligro para el mundo.

Ante este hechos condenables desde cualquier postura, los actores políticos y sociales de México no pueden permanecer ajenos, ni actuar de forma aislada. Es tiempo y momento que todos, haciendo un paréntesis y a un lado los colores partidistas se unan a las voces del mundo para gritar estas atrocidades.

No se puede permanecer ajeno ni voltear la vista ante estos hechos; tampoco decir que hay cosas mas importantes que esas acciones contra los niños migrantes y sus familias. Es necesario que el país, se sensibilice y se preocupe por asuntos mas humanos, como son las familias, más cuando hay niños de por medio.

Talachazos

LOS MILLONES DE VOTOS.-La úlima encuesta que ayer puso los pelos de punta a muchos candidatos y sus seguidores, fue la que difundió De las Heras Demotecnia, una se las empresas mas serias especializadas en este tipo de trabajos.

Publicó los porcentajes de los candidatos pero llamó la atención también el numero de votos que podrían sacar cada uno de ellos. Andres Manuel Lopez Obrador, obtendría en números redondos 26 millones de votos, la cifra mas alta en la historia que un ganador de la presidencia alcanzaría. Ricardo Anaya, 13 millones de votos; Jose Antonio Meade: 9 millones de votos y Jaime Rodriguez Calderón, El Bronco, 2 millones de votos.

Quienes hicieron rabietas tras la difusión de la encuesta, fueron Ricardo Anaya y Jose Antonio Meade. Dijeron que ellos tienen otros números y que el 1 de julio los mexicanos van a demostrar una vez mas que las encuestas no sirven.



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES