Entrevista

Sin castigo, políticos  seguirán ignorando agenda feminista: Valcárcel

La prioridad ahora, dijo, es alcanzar la paridad entre mujeres y hombres en 6 ámbitos de poder: En la política, en la empresa privada, en los medios de comunicación, en las universidades, en la religión y en la creatividad

Por Rosa María Rodríguez Quintanilla

Monterrey, NL.- La filósofa española Amelia Valcárcel y Bernaldo de Quirós, advirtió en esta ciudad, que los políticos seguirán ignorando o “tirando a la cuneta” la agenda feminista, mientras no exista un alto costo o castigo social, para quienes olvidan los derechos humanos de las mujeres, en sus propuestas de gobierno.

Filósofa Amelia Valcárcel

Considerada una de las 50 intelectuales iberoamericanas más influyentes, la doctora en Filosofía, vicepresidenta del Museo del Prado y ex Consejera de Educación del Principado de Asturias, dictó la conferencia sobre «El Humanismo Feminista en el siglo XXI», invitada por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Amelia Valcarcel, filósofa española

Para la autora de libros como, Hegel y la ética, Sexo y Filosofía, Del miedo a la igualdad, La Política de las Mujeres, Rebeldes y Feminismo en el Mundo Global, la agenda del feminismo sigue abierta, dependiendo del lugar del planeta en el que nos encontremos. “La prioridad ahora, es alcanzar la paridad entre mujeres y varones, en al menos 6 ámbitos de poder: La política, en la empresa privada, en los medios de comunicación, en las universidades, en la religión y en la creatividad”

En esta época, en la que México vive un proceso electoral para renovar 3 mil 406 cargos de elección popular, incluida la presidencia de la república, el tema fue inevitable en el auditorio “Alfonso Rangel Guerra”.

  • Es preocupante el conservadurismo y la ausencia de la agenda feminista en el discurso de quienes aspiran a la presidencia de México, senadurías, diputaciones y a otros cargos…

“Dicho en términos brutales: La capacidad que tiene la política formal  de mermar un compromiso o dejar la agenda feminista  tirada a la cuneta, para salir corriendo con cualquier otra cosa es grande y es fuerte, mientras las mujeres no se enfaden y no exista un alto costo o castigo social”.

  • Cuál es la causa de éste abandono (de los derechos humanos de las mujeres)?

“Es la ausencia de un movimiento suficientemente fuerte, de auto conciencia de las mujeres y de su propio feminismo como para que la política formal, no se atreva a hacer estas cosas, porque cuando las hace, no es suficientemente castigada ni tiene los altos costos, que podrían llegar a tener, si las mujeres se enfadan. El olvido (de los políticos) se presenta cuando se dirigen a la generalidad, cuando no se comprometen, al fin que no va a pasarles nada”

  • -¿De qué manera contrarrestar esta omisión?, se cuestiona

“El saber y la capacidad de argumentación, es el gran instrumento con que contamos,   tenemos que probar la justeza de las propias posiciones para que nuestra agenda (feminista) no pueda ser fácilmente desalentada, sobre todo, porque muchas veces podemos encontrar movimientos reactivos. Ustedes, por ejemplo, ¿Imaginan que, en el triunfo del presidente Trump no ha tenido nada que ver con una reacción viril brutal de los varones con menos oportunidades, contra una política, que creen demasiado concesiva, con cosas que no entienden, ni aceptan?”

  • Cuál es la agenda feminista hoy en día?

“Hay al menos 6 grandes ámbitos de poder, donde la paridad no está y donde tiene que ser conseguida, porque al día de hoy, teniendo méritos curriculares y una formación ecuánime y homogénea, las mujeres no obtienen lo mismo que los varones. El mecanismo  no está siendo imparcial con ellas, está despreciando e infrautilizando el talento y capacidad de las mujeres”.

Afirmó que la paridad en política se ha ido consiguiendo a través de leyes y porque está bajo el escrutinio público, a diferencia de los conglomerados empresariales, donde la paridad será todavía mas difícil de alcanzar,  porque es un ámbito muy opaco, no se somete al escrutinio, ni siquiera de la política, más bien utiliza la política, cada vez que puede y las escasas mujeres que han escalado a puestos de poder, están ahí por familia y  como herederas de ellos”

La catedrática de Filosofía Moral y Politica en la Universidad Nacional de Educación a Distancia y segunda mujer miembro del Consejo de Estado en España, asegura que lo mismo  ocurre en los medios de comunicación, en la religión, en las rectorías u organismos de gobierno universitarios y en la creatividad.

“El ámbito de la creatividad es nada amigable con las mujeres. La idea genialidad la seguimos asociando con la virilidad. El genio es el género masculino. Si la palabra genia, ni existe”

Afirma que hay académicos de la lengua, que atribuyen la inexistencia de esta palabra a necesidades gramaticales . «Y lo dicen con toda seriedad como si fuera verdad! O sea, el lenguaje no es la vida. Cuando cambia la vida, la lengua va detrás”

  • -¿Porqué es tan fuerte esa resistencia en la lengua?

«Porque la lengua es lo que todas y todos conocemos. Es el saber más fuerte. Nunca olviden que la primera ciencia fue la gramática. La lengua, la gramática, el lenguaje es una  extensión corporal directa y cuando tocas algo ahí, inmediatamente saltan chispas. Las chispas van primero, la argumentación va después.

  • Miembros de la Real Academia Española sostienen que, el lenguaje es económico y que el lenguaje inclusivo es repetitivo y por lo tanto, no lo asumirán…

“El lenguaje no es económico. El lenguaje es económico a veces y otras no. De manera que, cuando se necesite gastar unos minutos en reconocer la presencia de las mujeres, habrá que utilizar las palabras que las hacen estar presentes.”

  • Hemos escuchado cada vez con mayor frecuencia sobre la ideología de género, cuestionaron estudiantes. 
    Amelia Valcárcel con estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL

“La ideología de género es un término que suelen decir mucho las iglesias y yo creo que hay que tener cuidado con esto. “sobre todo porque confunden el feminismo con la teoría queer  y eso no es nada conveniente ni viene bien a nadie”.

Amelia Valcárcel reconoce que el “feminismo es una enemiga del discurso religioso, pero solo con el fundamentalista. Con esa, es difícil que lleguemos a algún acuerdo”.

Por tal motivo, afirma que,  “es obligación del feminismo sentarse con las personas religiosas y ver hasta donde se coinciden, porque el cristianismo es una religión que está sometiéndose a la disciplina de la razón, a la criba de la ilustración y en esas condiciones, la capacidad de llegar a acuerdos es mucho mayor, ahí tenemos mucho territorio compartido, del que podemos hablar y eso no hay que desdeñarlo”.

Amelia Valcárcel afirma que las humanidades, son “enemigas naturales  de la explicación religiosa del mundo. “Si, por lo menos hasta que las religiones admitan someterse así mismas a la crítica, que vean sus propios textos como productos históricos que tienen que ser analizados mediante hermenéutica histórica. Ese es el punto de vista oculto de la religión al día de hoy. No nos dirá que sus textos son verdades ilimitadas”

  • ¿Son enemigas las humanidades del fundamentalismo?  

Eso siempre. Tenemos un cierto problema con el islam, en Europa tenemos severo problema de terrorismo. Y el fundamentalismo es creer que los textos sagrados es la verdad que tiene que regir nuestras vidas por encima de cualquier constitución,  acuerdo, código civil o penal, porque la verdad ha sido explicada por el mismo Dios y no hay manera de cambiarla y no hay más interpretación.

  • ¿Cuándo salió el cristianismo del fundamentalismo?

“Con la ilustración, cuando el propio cristianismo se hizo ilustrado, cuando admitió la hermenéutica histórica. Hay religiones que no han llegado a esa fase. Nuestra cultura está reposando en gran parte, en saber que la explicación religiosa del mundo ya no es la explicación que vamos corrientemente a cumplir. Ahora, las personas creyentes dividimos el discurso religioso y para lo demás en la teoría fundada en el entendimiento. Ante un problema de salud, por ejemplo, buscamos la explicación científica más pertinente, que la religiosa.

Amelia Valcárcel con estudiantes y personal docente de la UANL.
  • ¿Considera que es necesaria una mayor implicación de los varones en el feminismo?

“Ojalá hubiera muchos varones sumamente inteligentes, que se pongan de lado de la buena causa, pero no pueden renunciar fácilmente a privilegios que a veces apenas son conscientes de que los poseen”.

Sin embargo reconoce que, “No hay una imposibilidad práctica. De ser así, el feminismo no hubiera hecho posible que estemos sentados así, mujeres y hombres, en un mismo espacio y lo ha conseguido”.

Aún así, agregó, “es difícil esperar que personas conservadoras, en su manera de pensar el mundo, entiendan que el feminismo es algo que falta. “Por el contrario, nos hablaran de la familia, de la autoridad bien constituida, de lo bien que estaba el  mundo antes y no como está ahora, que no se entiende».

Comment here