Crónicas de la calle

Cuando las putas mueren solas

Por Aáron González García

Pilar… era una mujer robusta. De piel como de palo de ébano. Entre café y oscuro. Pero muy orgullosa de su oficio.

Cuando las putas mueren solas

Era discípula, comadre y compañera en ‘el talón’ de años de Doña Chema, la dueña de la cantina dónde presumía..’Aún despertaba pasiones en los pelaos’

Yo apenas tenía ocho años y me habían  adoptado como mandadero del negocio. Pero por instrucciones de doña Chema sin permiso de entrar.

Pilar, era de piernas gruesas, y siempre presumía sus grandes senos que a su edad, parecían dormir en la parte alta de su abultado estómago.

Sus platicas con Doña Chema en la mecedora de palma afuera del negocio estaban llenas de ocurrencías, indirectas  y de experiencia de vida.

.’. hija de la chingada,_ se quejaba doña Chema- .. Ya hiciste que me miara  por hacerme reir tanto, sabes que tengo incontinencia y tú con tus cosas.’.

Y Pilar, riendo contestaba siempre pícara..

‘Si ya no lo usas pa otras cosas, de perdido pa miar’..  Y soltaban la carcajada.

A veces reparaba en que estaba cerca y  se quejaba con un dejo de anuencia..’Mira éste cabrón chamaco, nomás oyendo platicas de putas..’ y volvían a soltar la risotada

Pilar había empezado en el talón.. desde los 14 años, cuando huyó de su casa. Porque su padrastro intento abusar de ella.

‘De dárselo a ese cabrón. Ha dárselo a alguien por mi gusto.. mejor me di el gusto..’ platicaba  siempre…

No tuvo novios, sólo clientes. Y aprendió desde que pisó el primer congal que ‘en este negocio sólo está permitido abrir las patas. Pero nunca el corazón’.

Aún joven parió a su única hija, a la que apodaba ‘Caglu’. Qué era la abreviatura de ‘Cagluquina’ una inyección que se usaba como medicamento abortivo …’el cabrón. Me falló’ y ahi está la Caglu.’

Presumía haber conocido a doña Chema en un congal de Saltillo, aún jóvenes, se acompañaron, en Nuevo Laredo, en la Coyotera de Monterrey y en la zona de Reynosa.

‘Perdí mucha carne en el negocio y gane grasa, platicaba con premeditado autoflagelo.

.. Pero justificaba su sacrificio.

..’En la cama, no solo le ayudamos a los hombres a quitarse las ganas, sino también.. a quitarse la soledad. Y las malquerencias de sus mujeres’.

Siempre andaba risueña y con su inseparable chicle.. una discípula alguna vez le preguntó. Qué porque nunca tiraba el chicle. Sin inmutarse le contestó.

‘Porque el chicle me quita la tentación de besar a un cliente cuando estamos en la cama.

Los besos son peligrosos, porque delatan cuando una puta no tiene orgasmo.. o lo que es peor.. te enamoran.. Así que, si eres puta por gusto..no dejes de mascar chicles’

Al paso de los años, la salud de Pilar se deterioró.. el abuso del alcohol le pasó la factura y enfermó de cirrosis.

Su comadre Chema había muerto dos años antes… por ello vivía sola en una casucha que alcanzó a construir en un terreno que le regaló un cliente de años.

Se había distanciado de su hija… por lo que sufrió una agonía lenta y prolongada..

Tal vez recordó en su final a su comadre que siempre decía… ‘la vida nos acerca muchos hombres.. pero al final, las putas mueren solas’

Comment here