Al DíaPolítica

Napo: regreso por la puerta principal y sin avergonzarme de nada

n una larga entrevista con La Jornada, Napoleón Gómez Urrutia dice vuelva después de ganar una guerra jurídica y política y sin afán de revancha.

La Suprema Corte me exoneró de 11 acusaciones injustas

Ciudad de México.- Regreso a Mexico por la puerta principal, con la frente en alto y sin nada de que avergonzarme, además vengo sin ningún afán de revancha, afirmó el líder minero y senador electo por Morena, Napoleón Gómez Urrutia.

En una larga entrevista que concedió al periódico La Jornada y que hoy se publica en un amplio espacio, Gomez Urrutia vuelve al país después de 12 años de persecución política y policiaca de parte de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

“La Suprema Corte me exoneró de 11 causas penales que indebidamente el Gobierno inició en mi contra”, dijo.

También dije en la entrevista a La Jornada que propondrá que reabra el caso de la Mina Pasta de Conchos para que se castigue a los verdaderos responsables de aquella tragedia que enluto a familias de mineros.

Afirmó que en cuanto pise suelo mexicano su prioridad es colaborar para construir el proyecto de nación que impulsa el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pugnar por mejores condiciones laborales para su gremio y para todos los obreros mexicanos.

La entrevista que concedió vía telefónica, desde su domicilio en Canadá al diario La Jornada, Gómez Urrutia, aseguró que estará en México a tiempo para registrarse como senador electo de Morena y para la instalación del nuevo Congreso federal, del que formará parte. Lo hará acompañado de su familia y de dirigentes de importantes sindicatos internacionales, integrantes de InsustriALL Global Union, organización que afilia a 50 millones de trabajadores de todo el mundo.

Aún lamenta el accidente en la Mina Pasta de Cinchos donde perdieron la vida 65 mineros.

Recordó que las pésimas condiciones de seguridad que provocaron el accidente, Grupo México, propietario de la mina, se negó a rescatar a los trabajadores y una semana despues.

“Se decidió acusar a Germán Larrea, dueño de Grupo México, por homicidio industrial, ya que en una actitud de negligencia imperdonable se abandonó a los mineros y ahora, más de una década después, hay aún 33 cuerpos en el fondo de la Mina”

“Recibíamos amenazas de muerte vía telefónica o mediante anónimos. Mi hijo menor, que entonces tenía 18 años y estudiaba derecho en Monterrey, al salir de clases encontró en su Volkswagen una bala envuelta en papel y una nota: Si no le pides a tu padre que se calle y deje de acusar de homicidio industrial, vamos a acabar con él y con toda la familia”.

Gómez Urrutia dice a La Jornada en la parte final de la Entrevista que: “Voy a llegar al país y al Senado de frente, porque no tengo nada que ocultar o esconder. Regreso contento, luego de ganar una guerra jurídica y política”

Comment here