Los HechosOpinión

¿Duelo de titanes?

LOS HECHOS

POR José Inés Figueroa Vitela

¿DUELO DE TITANES?

Hasta ayer tarde, en los mentideros estatales de los partidos político no se palpaba intención alguna de formalizar alguna coalición o candidatura común para las elecciones legislativas del próximo dos de junio.

Y como el plazo para el efecto cerraba precisamente a la medianoche, salvo algún extraordinario llamado de los altos mandos nacionales, de última hora, lo mas seguro es que cada partido, oficialmente, irá solo a la justa para la elección de la LIV Legislatura local.

Desde que el PRI perdió el poder estatal -no se diga el federal-, dejó de ser opción para el Partido Verde Ecologista y para Nueva Alianza, que fueron sus históricos aliados electorales cuando si traían con queso las tortillas, como dicen en el barrio.

De hecho hubo algún tiempo en que todos los partidospolíticos, en el plano local, se movieron en torno de las siglas tricolores que les marcaban el paso.

Ahora que el PAN es gobierno estatal, pretendiendo prolongar inercias, la mayoría de los partidos -o sus cuadros dirigentes- se le ha acercado, o buscado hacerlo, en pos delcobijo presupuestal.

También el PAN-gobierno ha tratado de incidir en los demás partidos políticos, pero por variadas vías, a ratos de manera aislada y entre grupos y regiones, hasta dar visos que algunos de los presuntos contendientes son de papel y van decomparsas o paleros a la elección.

Nada que no se haya visto antes con otros partidos y actores políticos.

El propio partido MORENA, que aparece como debutante en los roles protagónicos de la escena electoral doméstica, ha ido por personajes históricos de los otros partidos y hoy hay quienes afirman que no será la excepción, con todo y las inercias que, dicen, les dejará caer del cielo los triunfos electorales.

A eso se refieren quienes perfilan como candidatos del Peje-partido, a los ex alcaldes neolaredenses del PRI y del PAN, RAMÓN GARZA BARRIOS y ENRIQUE CANTUROSAS o en Matamoros, a la exalcaldes panista LETICIA SALAZAR VAZQUEZ.

Inclusive, la eventual reelección de la actual diputada  por el XIII distrito NOHEMÍ ESTRELLA, quien llegó al cargo por el PAN y ahora coquetea con MORENA, bandera que el alcalde independiente llerenseHÉCTOR El Sapo DE LA TORRE VALENZUELA, también reclama entre otros.

Y hay quienes hasta ponen a la maestra MAGDALENA PERAZA, quien ya fue alcaldesa por el PAN y el PRI en Tampico, como prospecta para también volver a las lides legislativas, ahora colos morenos, camino de una tercera gestión edilicia.

Como punto de referencia del posicionamiento del partido del Presidente de la República, recién se dejaron correr presuntas encuestas que le conceden veinte puntos de ventaja sobre el PAN, en el municipio de Reynosa.

Es la cuna de origen de la actual clase gobernante estatal y donde más recursos fiscales se han invertido entre apoyos sociales y obras de infraestructura, supuestas armas de incidencia en el ánimo del electorado.

Si con toda la fuerza del estado estatal esos son los posicionamientos ahí, ya podrán imaginarse cómo andan en otros lugares donde la inversión pública ha sido escasa, rezan los propaladores de aquellas especies.

Sin detrimento de la solidez de las mediciones aquellas, a nivel nacional, con todo el escándalo y el debate sobre la atinencia de las medidas emprendidas por el gobierno federal, el 72 por ciento de los mexicanos sigue aprobando tales acciones y solo un 10 por ciento cae en la casilla de las desaprobaciones.

El combate a las malas acciones de los gobiernos anteriores y su honestidad, son los elementos más ponderados en las encuestas que al respecto se han levantado recientemente, acicateando la práxis gubernamental, evidentemente ligada a las proyecciones político-electorales.

Aunque no tiene una estructura amplia o un padrón de militantes significativo, esas mediciones siguen concediendo un muy amplio margen de identidad partidista de los ciudadanos para con MORENA, ejerciendo presión sobre los partidos tradicionales y los que son gobiernos locales.

La ventaja que significan esas inercias empieza a atemperarse, con tantos sujetos y grupos de interés tratando de incidir en las nominaciones, emprendiendo acciones de descalificación por las más variadas vías, contra quienes han escogido como contrincantes internos.

Para MORENA, como para las otras principales fuerzas políticas actuantes, que para el caso de la elección legislativa tamaulipeca, serían el PAN y eventualmente el PRI, la decisión de ir solos -sin coalición ni candidaturas comunes- al procesose vuelve otra arma de dos filos.

La solidez de la posición de los partidos gobernantes -el PAN en el Estado y MORENA a nivel federal– denota que tienen estrategia e instrumentos con los que piensan ganar la elección, remitiéndose a la premisa de el que tenga más saliva que coma más pinole.

Esa polarización en la lucha, es la que abriría una elección de tercios, para la que ya no serían tan pocos los 320 mil votos que ganó el PRI, en su más baja votación histórica, durante la elección del año pasadoconsiderando que la bolsa estatal -de votos ronda el millón.

Pero aun refrendar esa cantidad mínima histórica de sufragios cosechados, significa un reto importante para la dirigencia estatal priísta, personificada por YAHLEEL ABDALA CARMONA, que precisa de trabajo, estrategia y convocatoria.

Las oportunidades solo se presentan una vez, ahí vienen enfiladas para los actores políticos.

En la reciente publicación de la revista Proceso, hace un recuento de los transportistas beneficiados con contratos transexenales con PEMEX, a finales del sexenio peñanietista, entre los que destaca al hermano del exalcalde reynosense y excandidato del PRI a repetir en el cargo, SERAPIO CANTÚ BARRAGÁN.

En anteriores publicaciones también se ha referido al padre del actual representante del Gobierno Federal en Tamaulipas, JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, a quien casi todo el primer capítulo del libro El Cartel Negro, sobre la mafia de los hidrocarburos, dedica su autora.

A ras del suelo todo mundo se pelea y agarra partido; en las cúpulas son los mismos, repartiéndose el botín nacional, sin el menor rubor por la sangre humana con la que amasan sus fortunas, fraguan cimiento y techo de sus fincas palaciegas y llenan las copas con que brindan.

En la SCT la semana pasada se anunció el cambio en las titularidades de todas las Administraciones Portuarias Integrales del país, o en la mayoría de ellas, dejando solo como botón de muestra algún par de ratificaciones.

Entre esta semana y la próxima han de darse los relevos y en el caso de Tamaulipas se menciona que en la API de Altamira, JOSÉ CARLOS RODRIGUEZ MONTEMAYOR, Coché, sería relevado por VICENTE SANMARTIN OCHOA, quien antes tituló la del Puerto de Matamoros.

Operarían los buenos oficios de su exjefe y amigo, eSecretario de Obras del pasado sexenio, MANUEL RODRÍGUEZ MORALES, ante el Secretario de Comunicaciones y Transportes del país, JAVIER  JIMENEZ EPRIÚ.

Cuando este fue Subsecretario de la propia dependencia, aquel era Secretario Particular del Titular y desde entonces trabaron buena amistad.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: