Los HechosOpinión

Dudas e incorreciones fiscales

LOS HECHOS

Por José Inés Figueroa Vitela

Dudas e incorreciones fiscales

Anoche, los diputados locales iban a aprobar el paquete fiscal del estado para el año entrante, entre una serie de claroscuros que no acababan de satisfacer a las oposiciones minoritarias.

La parte oficial panistas insistía, que en términos reales había una fuerte disminución a la concurrencia federal, en términos reales, no de presupuesto a presupuesto, entre un año y otro, sino sobre lo ejercido en la práctica.

Ese crecimiento dado entre lo presupuestado y lo ejercido, en general, se da desde tiempos inmemoriales, por los cálculos conservadores y las gestiones consumadas al paso del año fiscal y aún con ello, perduraban las suspicacias.

Por mencionar a los rubros más sonoros, en la Ley de Ingresos no quedaba claro cómo el Gobierno estatal hará efectivo el cobro de impuestos locales al tabaco y el alcohol, por el orden de los 162 millones de pesos, como una captación novedosa.

Y en el Presupuesto de Egresos, cuántos vehículos irán a rentar con 556 millones y medio de pesos, destinados para ello, si con esa misma cantidad se pueden comprar entre 500 y 2 mil unidades, dependiendo del tamaño y el equipamiento; tal vez ni 500 suburbans, ni 2 mil autos sedán, pero ahí la referencia dimensionadora.

Y aunque para el caso, justificaban que la mayoría de las unidades a rentar estarían destinadas a la seguridad, en partida aparte, el capítulo Materiales y Suministros para Seguridad, consideraba multiplicar por más de 90 tantos los recursos destinados este año a ello, pasando de 65 millones, a 5 mil 877 millones de pesos.

Los Servicios de Comunicación Social y Publicidad, aparecían como “un gancho” para los neófitos diputados, “disparándose” en un 4 mil 122 por ciento o multiplicándose por 42 tantos al pasar de 4.88 millones a 201 millones de pesos.

La diferencia entre lo presupuestado y lo ejercido realmente, es lo que el diputado presidente, GERARDO PEÑA FLORES llamó “presupuesto sustentable” y a ese tamiz remitió a sus compañeros a hacer sus cuentas y sacar conclusiones.

Pasarse el dinero de una bolsa a la otra, es algo que se ha vuelto costumbre.

Nadie preguntó por el crecimiento en los gastos de Servicios Generales en un 8 mil 344 por ciento, al pasar de 6.8 millones de pesos a 576.4 millones; la diferencia va íntegra al pago de impuestos sobre nómina “y otros que se deriven de una relación laboral”.

¿Y a quién le va a pagar el Gobierno del estado el impuesto sobre nómina? Al Gobierno del estado.

Este año se estimaron ingresos por ese concepto de 3 mil 704 millones; para el próximo se proyectan 5 mil 69 millones; he ahí la diferencia, un tanto cuanto rasurada.

En el presupuesto de este año no se incluyó el capítulo 5000 de Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles; para los próximos se estima un gasto de 80 millones, 20 de ellos en muebles y equipo administrativo y 33.4 millones de Maquinaria, Otros Equipos y Herramientas.

En la contraparte, la mayor disminución, se dio en el rubro de la inversión pública, las obras pues, que de 6 mil 188 millones de pesos presupuestados para este año, se bajó a menos de la mitad, 2 mil 744 millones, para el próximo.

En cambio, la subvención social, muy al estilo del gobierno federal, muestra rostros de incrementos en la estrategia presupuestal doméstica.

Los apoyos a los adultos mayores va a casi el doble, pasando de 719 a mil 222 millones de pesos asignados para el año entrante y la Alimentación y Nutrición -léase despensas- se multiplica en más de cien tantos los 4.6 millones pasando a 541 millones de pesos considerados para el 2 mil 20.

Ahí sí, ni cómo reclamarle al PAN los de Morena; si de ello han hecho religión en su gobierno federal: “primero los pobres”, se repiten, pensando en votos.

Igual los 35 millones de pesos destinados a “otros grupos vulnerables” se multiplican por siete para el año entrante, iniciándose en los 212.7 millones y “Otros Asuntos Sociales” van de 233 a 638 millones, casi el triple.

El artículo 10 de la Ley de Ingresos consideraba una carta abierta al Ejecutivo para contratar tantos créditos y fideicomisos como considerara necesarios, “para completar el presupuesto”.

En comisiones, a propuesta de los diputados de su partido, entre otras “modificaciones” se acordó suplir tal concepto por el de “que informe”, cuando le falte y entonces se le autoriza su endeudamiento.

Como quiera en el rubro de “ingresos por financiamiento” se definió “en cero”.

En las tablas y anexos del paquete fiscal, se establece que en la Ley de Ingresos del año pasado, hubo un rubro de captación superior a los 8 mil millones de pesos, proveniente de financiamientos, cuando en su ley de ingresos no se dio tal proyección.

El servicio de la deuda Pública estatal, que se recibió en el 2 mil 16 por el orden de los mil 200 millones de pesos, ya anda en los 2 mil 779.6 millones de pesos, 500 más de los presupuestados para este año y de los cuales, amortizaciones pasadas no cubiertas, son mil 190 millones de pesos.

Pero más que lo pretendido en el cobro y el gasto, hablando de números y políticas fiscales a aplicarse el año entrante, sobresale el tema de la creación del Sistema de Administración Fiscal de Tamaulipas, al estilo del SAT federal.

La “policía fiscal” que pretende crearse y aprobaron sin retobos los diputados, estaría destinada a ir en busca de los causantes morosos u omisos, e incluso los cautivos, para “meterlos en cintura”.

Existen conceptos que venían “en cero”, es decir, que no representaron ingresos para el Estado en el presente año, pero para el próximo presentan ya recaudación.

Son los casos del 9/11 del IEPS sobre cents de gasolina y diésel, o el impuesto sobre tenencia o uso de vehículos, que ya no se cobran, pero van a través del SATTAM a buscar a los que dejaron adeudos de cuando eran vigentes, estimando recuperar 3.5 millones de ello.

Igual se crearon nuevos gravámenes para su ejecución como la inspección, vigilancia y control 5 al millar federal y estatal, de lo que se perfilaron captaciones por 30.5 millones o el impuesto empresarial de tasa única y las multas federales no fiscales, que suman casi 3 millones, por citar algunos ejemplos.

En comisiones, el sábado se hicieron algunas modificaciones de redacción que no variaron el espíritu de la propuesta del ejecutivo y durante los debates de anoche, igual se esperaba, cuando más, que los representantes de las minorías se quedaran haciendo ruido entre distractores intrascendentes.

Los debates en la reculada del cobro del servicio de recolección de basura y aumentos a los impuestos prediales dentro de las misceláneas municipales, igual el sábado, fueron sobre si se avalaba o no la cancelación o el cobro, en juegos de palabras amañados a la hora del dictamen.

De ello ya habrá oportunidad, para abundar en próxima colaboración.

Por los rumbos del PRI tamaulipeco reapareció la esperanza, con la entronización de EDGARDO MELHEM SALINAS como dirigente estatal, a la que vino el mandamás nacional, ALITO MORENO CÁRDENAS.

La convocatoria del nuevo dirigente alcanzó para que reaparecieran en la sede partidista, la mayoría de los ex dirigentes, incluidos varios que ya hasta de la política, del sector público y del estado se habían retirado, como ANTONIO MARTÍNEZ TORRES.

Algunos personajes que públicamente se habían retirado de su militancia y hasta han sido candidatos independientes, como el empresario FRANCISCO ARELLANO CONDE también privilegiaron la amistad y atendieron la convocatoria de MELHEM.

El destacado político anunció una gestión itinerante, que va a ir hasta dónde están todos los priístas en activo y aquellos que se fueron, para rearmar al partido e ir a la recuperación de los espacios perdidos

Veremos y diremos.

 

 

Responder

NT

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: