México Sin FinOpinión

Rosapola: vino, viajes, vendimia y México

MÉXICO SIN FIN

Por Daniela Montalvo

Rosapola: vino, viajes, vendimia y México

Para quienes piensan que la tierra de Nuevo León no es fértil, Maravillas nos ha venido a demostrar que no.

En un proyecto de familia, con un objetivo a largo plazo y siempre centrado en el bienestar y en el crecimiento de sus hijos, Don Ramiro emprendió un negocio familiar: sembrar en el campo.

Rosapola, la segunda de sus hijos se tomó este papel muy en serio y después de darle vueltas al asunto, decidió irse al extranjero a estudiar todo lo relativo al vino, y aunque antes la sola idea de pensar en un viñedo establecido en García, Nuevo León, resultaba extraño, ella y su familia ya nos aclararon que todo es posible.

Desde el año 2000 que Rosapola junto con sus padres y sus dos hermanos, nos mostraron que voluntad y trabajo son las mejores armas para lograr tus objetivos.

En García, Maravillas se ha convertido en el primer viñedo en producir su propio vino, actualmente tienen seis etiquetas de vino, cada uno identificado con algún miembro de la familia, por compartir características, deseos y sabores.

Una cosa característica es la ya tradicional vendimia anual, pues dice Rosapola que mientras algunos viñedos quieren imitar tradiciones europeas, Maravillas quiere rescatar tradiciones mexicanas, teniendo siempre presente el folclor y la fiesta.

Así, desde hace 15 años, que en pleno desierto la familia instala una carpa de circo, pone música en vivo, ofrece té a sus invitados y después ahora si todos a saborear los deliciosos vinos de maravillas.

Rosapola nos cuenta que cada una de las vendimias que ella ha vivido, han resultado ser diferentes una de otra, y es que dice el vino te cuenta la historia del año, te dice si hubo sequía, si hubo abundante agua, te cuenta la historia de la tierra y del trabajo llevado a cabo.

Lo que empezó con una vendimia de 50 personas, esta última vendimia antes de la pandemia alcanzó a tener 800 visitantes.

Le encanta resaltar la identidad nacional, por tanto la vendimia se convierte en una fiesta, con vino, música, ambiente y con un toque de esoterismo, pues la fecha que ronda entre el 24 de junio, también se basa en el calendario lunar.

Cómo parte de los eventos en la vendimia, se elige a la reina de la uva, se instalan Food Truck que ofrecen gastronomía regional y hasta un mercado artesanal.

¿Te imaginas un desierto, una carpa de circo, riquísimos vinos y una fiesta auténticamente mexicana? Pues no te lo imagines y ve a disfrutar Maravillas, en García, Nuevo León.

Como anécdota, Rosapola nos cuenta que en el año 2010 se organizó una danza para agradecerle a la tierra todas sus bondades y que alguno de los participantes dijo que quizá la danza podría servir para traerles un poco de agua, y vaya que les trajo mucha, porque días después se vino el huracán Alex, ¿habrán sido los danzantes de Rosapola quiénes trajeron al huracán?

Comment here