Cuadrante PolíticoOpinión

Guillermo Mendoza y la institucionalidad de la UAT

CUADRANTE POLÍTICO
Por Fernando Acuña Piñeiro
Guillermo Mendoza y la institucionalidad de la UAT 

Mientras el barco de la política atraviesa por aguas tempestuosas, la Universidad Autónoma de Tamaulipas está demostrando que, como su nombre lo indica, su espíritu académico, científico e intelectual, se apega a la universalidad y a su compromiso con la educación y la formación de miles de jóvenes. Y con la esencia social y humanista que la sustenta.  

En este sentido, el actual rectorado de Guillermo Mendoza Cavazos, Contador público egresado de la UAT, y con maestría en la administración de negocios por la Universidad de Exeter del Reino Unido, está marcando un sano precedente de madurez y civilidad, al manifestar sus coincidencias con el trabajo y el proyecto del gobernador electo Américo Villarreal Anaya.  

El actual rector de la UAT inició su gestión el 15 de diciembre de 2021. La asamblea universitaria aprobó su elección el 30 de septiembre, y en su tiempo recibió la constancia que lo acredita como el que conducirá la estrategia académica, científica y administrativa de la máxima casa de estudios, a lo largo de cuatro años.   

El pasado 15 de marzo de este año, Mendoza Cavazos dio a conocer el Plan de Desarrollo Institucional, cuyo contenido informa sobre lo que será su gestión al frente de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.  

Basta echar una leve mirada a su plan de trabajo, para darnos cuenta que se pretende transformar los viejos patrones culturales y programáticos de nuestra máxima escuela pública.  

En su mensaje a la comunidad académica, científica y estudiantil, el rector señaló que se fomentará una actitud transformadora. Para ello, dijo, estoy convencido de que la mejor manera de conocer, es saber escuchar.   

Congruente con el anterior razonamiento, destacó que el nuevo plan de desarrollo universitario, se nutre del escenario global, nacional y estatal. Además, se sustenta en el diálogo democrático con la comunidad universitaria, todo ello fruto de un amplio ejercicio de consulta.   

La política universitaria, en el periodo del rector Mendoza Cavazos, se da en base a cuatro ejes, impulsores de la cultura de la sostenibilidad, la vinculación, la formación en sostenibilidad, y la gestión ambiental. Todos estos mecanismos, están encuadrados en un sistema de indicadores que permitirán su evaluación y seguimiento, en busca de un mejoramiento constante.  

En materia de preparación profesional, Mendoza Cavazos destacó que los ejes sustantivos en la formación de los estudiantes, serán: la docencia e innovación académica, la creación, transferencia y divulgación del conocimiento. Así como la trascendencia social a través de la gobernanza, frugalidad y transparencia.   

Llaman la atención en el nuevo discurso rectoral, la preocupación por una cobertura educativa incluyente y una oferta pertinente. El robustecimiento de la actual infraestructura académica y tecnológica. Se le dará, se dijo, un especial impulso a la extensión universitaria, que n es otra cosa que el compromiso y vocación de participar en la propuesta y solución de los problemas sociales y económicos de nuestro estado.   

Uno de los conceptos manejados de manera recurrente por el rector Mendoza Cavazos, es el de la sostenibilidad, cuyo significado y aplicación tiene mucho que ver, con el objetivo de la UAT de promover una academia y una praxis científica, comprometida con el cuidado y preservación de nuestros recursos naturales. Me parece que el principal recurso sería el agua.   

Una de las tareas más relevantes de la UAT, vinculadas con las necesidades sociales en nuestra entidad federativa, sin duda podría ser en la preservación, mejor uso de nuestras fuentes de agua dulce: ríos, presas y el cuidado de nuestros bosques entre otros.  

Lo anterior está también muy interconectado con la frugalidad, otra de las palabras más mencionadas por el nuevo liderazgo rectoral. La frugalidad tiene mucho que ver con la cultura de la prudencia, a economía y el ahorro de nuestros recursos consumibles, como serían los alimentos y el recurso agua.  

De este planteamiento se desprende también la necesidad de cancelar el desperdicio, los derroches y las extravagancias.   

Como bien se puede observar, ya desde el año pasado, y tal vez sin saber cuál iba a ser el desenlace del futuro, el contador Mendoza Cavazos, actual rector de la UAT, ya se identificaba con algunos de los principios más importantes de la Cuarta Transformación en Tamaulipas.  

Y así es, efectivamente, el gobierno del gobernador electo, el doctor Américo Villarreal Anaya, se manejará sobre políticas que hagan a un lado la burda gula del acumulamiento y el derroche del presupuesto, a  costa del feroz patrimonialismo. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: