La TalachaOpinión

La crisis de Cabeza

La Talacha

Por Francisco Cuellar Cardona

Este día el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, llega a su tercer año de gobierno en medio de una de los peores crisis políticas que un mandatario tamaulipeco haya experimentado en la historia reciente.

Hoy, mientras él rinda su informe de gobierno, arropado por los gobernadores del PAN y los principales líderes de su partido, la Comisión de Gobernación del senado de la República dominada por legisladores de Morena, empezarán el análisis para desaparecer los poderes en Tamaulipas, y aunque los argumentos para que esto proceda, no tienen un sustento legal, esto, dicho por expertos en el tema, Morena, que es mayoría en el senado, tiene los votos suficientes para hacer efectiva la desaparición. De tal manera, que si esto va en serio, y no queda en una simple acción revanchista del gobierno lopezobradorista, Tamaulipas podría quedarse sin gobernador.

Los panistas saben de lo que Morena es capaz de hacer, y por eso le han puesto marcación personal a los trabajos de la Comisión de Gobernación para frenar cualquier  «decisión autoritaria», dijo la noche de este martes la senadora guanajuatense Alejandra «La Wera» Reynoso, que por encargo de los azules encabeza la defensa legal de los casos de Guanajuato y Tamaulipas.

Para quienes le han dado seguimiento al tema de la desaparición de poderes en Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato, coinciden que en una eventual negociación en las cúpulas, el sacrificado sería Tamaulipas; y dan sus razones:

La clase política panista de Guanajuato es muy fuerte en el contexto nacional, y el mejor ejemplo se vio en la defensa que hizo el sector empresarial del bajío en defensa de su gobernador. Los mismos senadores del PAN como perros de presa se rasgaron las vestiduras por el gobernador Diego Sinhue; no lo han dejado solo, ni un momento.

En Veracruz, Cuitláhuac García es protegido y consentido del Presidente López Obrador que visto en números electorales, el Estado le garantiza a Morena un millón 200 mil votos. Además, el fantasma de Miguel Angel Yunes, es una razón de peso para que López Obrador no suelte el gobierno de Veracruz.

Por lo que hace a Tamaulipas, el panismo no está unido del todo, no existe una clase empresarial que se pronuncie a favor de su gobernador y lo que es peor: en las Cámaras de San Lázaro y el Senado, los legisladores del PAN se han quedado callados. En el mismo senado, Ismael García Cabeza de Vaca, no ha subido a la tribuna a defender a Tamaulipas.

Hay dos cosas sin embargo que pueden poner a salvo al gobernador Cabeza de Vaca: el liderazgo que ha logrado en el grupo de gobernadores de Acción Nacional y quienes ya se atrincheraron para defenderlo, y su carácter entrón y que no se inmuta ante el poder federal, en donde ha confrontado al mismo Presidente.

No está fácil el asunto. Habrá que esperar sin embargo hasta donde llega AMLO y su 4T en Tamaulipas, porque el origen de todo, no es la violencia que sacude al Estado desde hace mas de 16 años; se trata de un asunto político que no está con Monreal, de quien dicen es el más interesado en cobrar facturas políticas en Tamaulipas: No. El asunto es más arriba. En México, así lo dice su historia, no se toma una decisión política de este nivel, si no lo impulsa o lo ordena el Presidente, que contrario a lo que se diga, su fuerte sí es la venganza.

Ahora, la pregunta que todos se hacen es ¿a quién beneficia la desaparición de poderes en Tamaulipas?. Si cambian al gobernador, ¿se acaba la violencia?. Está probado que la inseguridad no se acaba por decreto. López Obrador lo sabe: dijo que llegando este problema se acabaría y no, al contrario, se agudizó, razón por demás para creer que este asunto es político y de ajuste de cuentas. Lo más lamentable del caso es que los que hoy pelean, no le han preguntando a los tamaulipecos si están o no de acuerdo con la desaparición de poderes.

Francisco García Cabeza de Vaca, sabe en donde está sentado y conoce las reglas y los juegos del poder. Y en el marco de su tercer informe, debe estar consciente a lo que se está enfrentando.

Pronto sabremos si esto es sólo un acalambre, o si AMLO sí le trae ganas a Tamaulipas.

Pero algo más: si Cabeza de Vaca supera ésta crisis, ¡cuidado!.

 

 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: