Nuevo León

Sorprende AyD robando agua en negocios

 

Por Jorge Maldonado Díaz

SANTA CATARINA | En un operativo sorpresa, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey cortó el servicio a diferentes negocios del municipio de Santa Catarina que se estaba robando el agua.

Las acciones las emprendió la paraestatal en la colonia Provivienda en donde existían varios reportes.

A la llegada, el personal de AyD, de inmediato localizó las tomas clandestinas en siete bodegas, una carpitentería, un taller de troquelado y un mini restaurante de pollos.

De acuerdo con los elementos que llevaron a cabo el dispositivo existen tres diferentes tipos de tomas las que no se ven, las directas y las fraudulentas.

Florentino Ayala, Director Operativo de Agua y Drenaje de Monterrey, explicó que estas tomas son consideradas como un «daño grave al patrimonio de la institución».

Ante tal situación hizo un enérgico llamado a la sociedad a regularizarse y pagar por el servicio de manera cotidiana.

“Es una acción irregular en contra de la Ley de Agua Potable y Sanamiento del Estado de Nuevo León, que establece que quienes hacemos uso del agua tenemos que pagarla. Caen una serie de sanciones”.

“Se hace la investigación y caemos en esto. Son ingresos que no se piden y el pago que dejan de hacer, nos lo comparten a todos los que sí pagamos”, declaró.

De acuerdo con la dependencia, por este tipo de prácticas se estiman pérdidas que rondan entre un ocho y nueve por ciento del suministro de agua, de la que cuál se indicó que no se factura mediante este tipo de tomas.

En total se estima que existen 120 mil tomas clandestinas, del millón 410 mil que se tienen en el área metropolitana y sus alrededores, de las cuales cancelan mil 300 al año y 110 al mes.

Entre los castigos a quienes cuentan con tomas clandestinas está el cobro del trabajo que se genera (aproximadamente dos mil pesos o más). Además de que se le hace un cargo al usuario y dependiendo del tipo de negocio, se basan en tarifas que establecen cómo hacerles la cobranza. También se hace una revisión de su historial para saber cuánto tiempo deben pagar para regularizarse.

«Se estima un consumo. Si el negocio dejó de estar regular, sacamos sus consumos históricos y en base a eso se les cobra. Tenemos que cobrar los trabajos físicos que estamos desarrollando», apuntó.

Ayala reveló que están invirtiendo más recursos para que la recuperación sea en mayor magnitud.

Actualmente tienen recaudados 28 millones de pesos que son más orientados a los comercios e industrias.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: