Investigación

Pone Morena en riesgo la unidad y triunfos

Tras las polémicas designaciones de candidatos a diputados y alcaldes, que motivó que perdedores promovieran impugnaciones ante los tribunales, Morena enfrenta acusaciones de sus militantes que ponen en riesgo la unidad y los triunfos en junio próximo.

Por Francisco Cuéllar Cardona

Morena, por ser el partido a vencer en estas elecciones, todos le pegan, y todos buscan sacar provecho de sus siglas, tanto sus enemigos, como sus propios dirigentes y militantes. 

Nunca, ni el PRI en el esplendor de su poder, vivió episodios tan turbulentos como los que enfrenta el partido de la 4T esta vez. Por su misma naturaleza de ser un movimiento convertido en partido, donde la diversidad y mescolanza ideológica entre priistas, panistas, fifís, conservadores y ultraizquierdistas radicales que no saben qué hacer con el poder, resulta impredecible lo que sucederá en junio próximo. 

¿Ganará todo como dicen las encuestas?, ¿perderá todo como pronostican sus malquerientes y los que no salieron beneficiados en las candidaturas?, ¿influirá en Morena la imagen aprobatoria que tiene en todos los Estados el presidente López Obrador?, ¿afectará en la elección el desaseo en la selección de sus candidatos? Son muchas las dudas y más las preguntas que se formulan a partir de este parto accidentado que acaba de tener.

Sobre Mario Delgado, dirigente nacional, se dice de todo: desde que operó el proceso pensando en el 2024 para beneficiar a su jefe y amigo, Marcelo Ebrard; de Ernesto Palacios, delegado estatal de Morena, aseguran que vendió al mejor postor las candidaturas y que violentó todo el procedimiento contenido en la convocatoria, incluso que su jefe Ricardo Monreal le tiró línea para beneficiar a sus cuates; de Erasmo González, por su ambición futurista, afirman que abonó para que dijeran que vendió la causa y que hasta hizo acuerdos oscuros con el régimen estatal panista.

Los litigios promovidos por los inconformes que se quedaron en el camino y que alegaron traiciones, como el caso de Rigo Ramos en Reynosa, y otros registrados en Tampico, Victoria, Mante y Nuevo Laredo y que se resolverán en el desarrollo de las campañas, ¿hasta dónde dañarán la imagen de Morena?

Hasta donde se sabe, el presidente López Obrador está molesto con Mario Delgado por todo lo ocurrido, pero no va hacer nada porque tiene muchos frentes abiertos y quiere centrar su atención en la campaña de vacunación contra el Covid-19 y que lleguen los programas sociales a los que van a votar en junio. Él sabe y cree que consiguiendo eso, tendrá en la bolsa 20 millones de votos para Morena y sus candidatos, más lo que hagan estos, le estaría garantizando la mayoría en Congreso que es prioridad absoluta.

En la agenda del Presidente está Tamaulipas y el desafuero del gobernador Cabeza de Vaca, porque al conseguir quitarlo y procesarlo, lo exhibirá como trofeo nacional en su lucha contra la corrupción. Este impacto le pegaría al PAN no solo del Estado sino en el resto del país. En ese contexto, Morena se fortalece a pesar de este episodio turbulento de las candidaturas.

En el análisis interno de Morena, estaba considerado el desgaste de las designaciones, y confían en que la Marca lo salve de esta crisis interna. 

Rigoberto Ramos

En algunos municipios de Tamaulipas, el PAN trae niveles de aceptación hasta del 10 por ciento, como en Victoria, Río Bravo, Reynosa, Matamoros, San Fernando, Altamira y Madero; y la imagen del gobernador está peor a raíz de la ofensiva mediática del desafuero. Aun así, Acción Nacional por tener el poder local y los recursos, aspira a recuperarse y apuesta al descarrilamiento de Morena por la designación de candidaturas. El PRI por su parte, sólo registra posibilidad de ganar, según sus propias encuestas en diez municipios pequeños. El PRD es un fantasma, y Movimiento Ciudadano y Partido Verde, van por el tres por ciento de la votación para salvar y mantener su registro. 

En Morena, confían que, a la vuelta de un mes, la escaramuza y los pleitos postcandidaturas queden olvidadas, y que los buenos oficios mediáticos del Presidente desde Las Mañaneras, siga marcando la agenda político electoral del país.

GEÑO, MAKI Y DESAFUERO…LAS APUESTAS MORENISTAS

El 14 de abril, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitirá el dictamen sobre si procede o no la extradición de Eugenio Hernández Flores a los Estados Unidos para que responda a uno de los delitos que se le imputan. Extraoficialmente se sabe que el fallo viene a favor del ex gobernador y que esa noticia será capitalizada por Morena en Tamaulipas en donde un grueso número de geñistas estarían agradeciendo al Presidente ese beneficio. Es un revés directo al gobernador Cabeza de Vaca, quien ante los ojos y la creencia de la opinión pública estatal tiene tras las rejas a Eugenio por una venganza personal y política.

En el mismo mes de abril, el Tribunal Federal, quien finalmente fallará sobre la impugnación a la candidatura de Carlos Peña Ortiz, hijo de Maki Ortiz, y que desde ahora se afirma está negociada para que se declare en favor del demandado, también será un golpe al panismo y al cabecismo.

Y el tercer evento en el mes de abril que favorecería a la causa de los morenistas, sería el asunto del desafuero. 

Existe la certidumbre en Morena que estos tres sucesos, lo fortalezcan electoralmente. Así lo tienen consignado en uno de los escenarios posibles.

Aun cuando existe una euforia desbordada en Morena, y una confianza que sorprende, también consideran un escenario adverso, y el peor es: que gane el PAN la mayoría de las alcaldías pequeñas y mantenga el control del Congreso, pero con las alcaldías de Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria y Madero, en poder de Morena, y con una votación alta, en el 2022 pondría al partido en la antesala de la gubernatura.

Aun perdiendo, Morena, saldría ganando muchos votos para la lucha por la gubernatura el próximo año. 

Sobre la camorra y desánimo que dejaron las candidaturas al interior de Morena, «son normales» en un partido que tiene de vida electoral apenas seis años y que tiene en su poder la Presidencia de la República.

Comment here