Del Bernal a La Silla

De encuestas y cosas peores…

Del Bernal a la Silla

De encuestas y cosas peores…

1. En tierras regias, el asunto de las encuestas sobre los aspirantes a la gubernatura se volvió ya un relajo, pues todos están como los frijoles en la olla: unos arriba y otros abajo, o al revés volteao. El asunto es que ya nadie cree en ellas, menos en la del periódico El Norte que presumen como la más picuda, pero todo mundo sabe que las «cucharea» muy a su conveniencia. 

2. Como dicen los clásicos: «la mejor encuesta es la del día de la elección». La mera neta que sí, pues los ganones en estos tiempos son las encuestadoras que  hacen su agosto tejiendo sondeos al mejor postor y metiéndose millones a los bolsillos. Y lo que es peor, los ingenuos candidatos se las creen. Pobrinos, allá ellos, que con su pan se las coman.

3. Y el que anda sospechosamente muy callao, es Don Bronco, quien con el argumento de que estamos en tiempos de veda no quiere ni que el aire le de.

En este asunto de la lucha por el poder, todo mundo sabe que se la jugó con los azulejos, pero anda muy decepcionado por que no levantan. Los que lo conocen, dicen que después del debate entre los candidatos, cuando ya se sepa realmente quien lleva la delantera, se dejará caer con todo por el lado del ganador. 

4. Don Bronco, como los dinerosos de Nuevo León, aun no dan color por quien se van a decantar en el último minuto. Están trepados en la barda viendo como zumban las pedradas entre unos y otros. De lo que sí están seguros, dicen por ahí, es que con Don Samuel no se van, pues aseguran que metería a Nuevo León en un pleito sin fin con Doña Fede, y eso no le conviene a nadie. Don Samuel es buen muchacho, pero necesita madurez, comentan.

5. Por los rumbos de Apodaca, cuentan los morenistas de Doña Clarita, que Don César Garza está cañón. Tiene tan controlado políticamente el municipio que no los dejó entrar. A donde se paraban a hacer proselitismo, solo desaires y malas caras vieron, por eso optaron por retirarse. A Don Cesarín lo quieren mucho y va a ganar de calle. Allí el PRI está amurallado.

6. Por los rumbos del cerro del Bernal, las cosas están muy calientes. Los panistas-cabecistas están atrincherados y no quieren que a Don Pancho Cabeza de Vaca lo toquen ni con el pétalo de una rosa. Este jueves, los diputados de Tamaulipas donde el PAN es mayoría, convocaron a sesión ordinaria pero tratarán otros asuntos que no están relacionados con el desafuero.

7. Los diputados empleados de Don Pancho Cabeza de Vaca están montados en su macho y dicen que solo le harán caso a los ensotanados ministros de La Corte. Mientras, aseguran, se van a quedar con las ganas de ver a un gober sustituto. En Tamaulipas, mientras son peras o manzanas, nomás los chicharrones de su patrón truenan, dicen.

8. El pleito entre el líder priísta de Tamaulipas, Don Edgar Melhem y los diputados de la bancada tricolor no va a acabar muy bien. El martes el mantense Don Tino Sáez que cobra, y cobra muy bien en el gobierno de los vientos de cambio dejó caer toda su furia contra su líder. Melhem reprochó a sus diputados por haber apoyado a Don Pancho Cabeza de Vaca en el tema del desafuero y los acusó de venderse por unos pesillos, cosa que es cierto, pero no le gustó a Don Tino y le dijo hasta de lo que se iba a morir. Es tanto el encono entre ellos que no descartan los diputados tricolores desconocer el liderazgo de Don Melhem.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: