OpiniónOpinión Pública

El “mercado” de las notarías

OPINIÓN PÚBLICA
Por Felipe Martínez Chávez
El “mercado” de las notarías 

CD. VICTORIA, Tamaulipas | Sin recato alguno, y como “barajitas”, comenzaron a fluir las licencias de fedatarios (aspirantes y titulares) otorgadas por el gobierno cabecista. Van cerca de un tostón y les quedan ocho días para seguirle.

Tan solo el 20 de septiembre –Periódico Oficial-, se concedieron a 32 abogados… Y contando. 

Tamaulipas es una de las entidades que cuenta con más fedatarios. Con ello se reduce el mercado de chamba para quienes ya ejercen, y que consiguieron el fíat por la misma vía del compadrazgo y favoritismo. 

Si el promedio nacional es de 3.3 por cada cien mil habitantes, en la tierra cueruda promediamos 6.5. Los conductores debemos manejar con cuidado para no atropellar a uno porque se nos arma la bronca. 

Hasta antes de que Francisco Javier y Gerardo Peña comenzaran con la “feria” (el seis de septiembre), en Victoria había 40 despachos autorizados, es decir, como si la antigua Villa de Aguayo tuviera cuatro millones de habitantes. 

Son los autorizados para este distrito judicial, porque opera gente venida de otras entidades como Guanajuato (notaría con oficinas por el boulevard López Portillo), y otros que tienen licencia en municipios cercanos como Soto la Marina y Padilla, pero que no quieren estar allá.  

Según el “directorio” de la Secretaría General de Gobierno, en Reynosa ejercen 70 fedatarios, es decir, como si el municipio y distrito tuviera siete millones de habitantes ¿qué le parece? Y falta la andanada de los favorecidos por el cabecismo, de perdido otros 50. 

Operan tantas notarías como si Tamaulipas tuviera 31 millones de habitantes. Se heredan y hasta rentan, pasando por alto las reglas de la Ley del Notariado. 

El colmo de la violación flagrante a la Ley se dio este martes cuando el Periódico Oficial publicó la licencia de aspirante al magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa, Alejandro Guerra Martínez, quien está en la nómina desde el 17 de julio del 2021 a propuesta del Gobernador Francisco Javier. 

Lo anterior en contra de lo señalado por el artículo 10 de la citada Ley del Notariado, que dice que la función notarial es incompatible con I.- Todo empleo, comisión o cargo público, remunerados o no, distinto de la enseñanza y de la beneficencia; 

II.- Cualquier trabajo personal subordinado. 

Está prohibido otorgar fíats a ex funcionarios públicos antes de dos años de haber dejado el encargo. Así dice la Ley constitucional, pero no la “ley” cabecista. 

Si el gobierno que viene le pone atención al tema, podría “tumbar” licencias otorgadas al vapor. Y si les dan seguimiento, todas caerían.  

Amigo lector, échele una “ojeada” a la lista que se publicó el martes 20 de septiembre y diga si alguna de las y los señalados tiene experiencia. 

Francisco Javier Alvarado Garza, Javier Collado Arguelles, Ricardo Javier Bustos Villarreal, José Manuel Bonilla Martínez, Jorge Arturo Corona Álvarez, Rolando Coronado García, Diana Lizeth Cortés de la Luz, Ricardo Dávila Pacheco, Gerardo de los Santos Valero. 

Lourdes Elizondo Arguelles, Carlos Alberto Filizola Posselt, Carlos Manuel Fuentes Posada, Ana Patricia Gómez Delgado, Jorge Alberto Gutiérrez Aguirre, Patricia Hernández Gallegos, Luis Eduardo Lara Enríquez, Oscar Adrián Márquez Nava, José Alberto Martínez Palomino. 

Jorge Valeriano Meza Garza, Rebeca Eugenia Morales Gutiérrez, Gerardo Manuel Morín Terán, Carolina Parra Gómez, Abelardo Perales Huerta, Olga Ofelia Pérez Valladares, Horacio Robles de la Fuente, Manuel Alejandro Rodríguez Altamirano, Oscar Alfonso Salinas Cantú, Santiago Sáenz Cárdenas, Juan Manuel Saldívar González, Oscar Vicente Sánchez Gutiérrez, Mónica Sibaja Perales, Ofelia Guadalupe Ulloa Garza. 

Aparte está la “indemnización” para Víctor Manuel Sáenz Martínez, el ex jefe de la Oficina del Gobernador. No apareció en una lista del montón, sino en edición especial del POE. De hecho, son notarios y se les da un número. 

Hay que decir que los aspirantes pueden fungir como adscritos, pero es el paso previo a ser titulares, ll cual podrían publicar en el último día del gobierno, 30 de septiembre. 

Algunos nombres le parecerán familiares, pero desconocidos la mayor parte. 

Otros son funcionarios como Abelardo Perales Huerta, hijo del Asesor Jurídico del Gobierno del Estado, autor desde la oscuridad de todo el enredo inconstitucional manejado por el Poder Legislativo con dominio panista. 

Es un tipo audaz para hacer trabajos limpios y sucios al servicio del mejor postor. Fue quien despojó de su patrimonio al expoderoso secretario cavacista Pedro Hernández Carrizales. 

Abelardo Jr., tiene chamba en el gobierno como secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción de Tamaulipas. Con una “revisadita” de la 4T a los expedientes, la mayor parte quedarían fuera. Hay más funcionarios. 

Esto pasa en el gobierno, en tanto la UAT se dedica a lo académico y es así que el Rector Guillermo Mendoza Cavazos andaba en Nuevo Laredo, donde culminó la gira “Conecta” con que recorrió los diversos campus, para estrechar vínculos y establecer otros con los sectores productivos y sociales de la entidad. 

Interesante el mensaje que el alcalde capitalino Lalo Gattás acaba de subir a redes, ahora que se sabe que Francisco Javier le quiere cumplimentar orden de aprehensión: “Mientras haya alguien en el cielo para protegerme, no habrá nadie en la tierra para derrotarme”. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: