Mirada de MujerOpinión

Una buena noticia

MIRADA DE MUJER

Por Luz del Carmen Parra

Una buena noticia

En la Comisión de Trabajo del Senado se ha aprobado una iniciativa de reforma que posibilitaría aumentar de seis, a doce días el periodo de vacaciones pagadas, a los que tendría derecho un trabajador en México al cumplir un año en su empleo.

Ahora descubro que, en nuestro país por más de 40 años, solo se tuvo derecho a cuatro días de descanso después de un año de trabajo continuado. Hace sólo 10, se aumentaron a 6.

Si comparamos a México con el resto de los países del mundo, podemos percibir la enorme brecha que existe. Veamos.

Según datos del Banco Mundial y de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), Francia, Finlandia, Bahréin, Yibuti, Guinea, Kuwait, Libia, Maldivas, Togo y Yemen, otorgan 30 días anuales de descanso, al igual que España, donde también la media se sitúa en 30 días naturales de vacaciones, pero especifica que 22 de ellos tienen que ser laborables.

Por debajo de 20 días de descanso retribuido por año, encontramos naciones como Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Venezuela, que tienen 15 días; también está Argentina con 14.

Con esta reforma, los mexicanos quedaríamos a nivel de Israel y Turquía, con 12.

Actualmente nos encontramos únicamente por encima de China, donde los trabajadores apenas descansan 5 días, y a la par de economías como las de Tailandia o Nigeria que solo contemplan 6 días de asueto.

Según el fundamento del proyecto de reforma aprobado en Comisiones en el Senado, el incremento en el número de días de vacaciones a trabajadores, se debe al reconocimiento de que México es el país con menos días de vacaciones en Latinoamérica, y el mundo, con excepción de China, mientras que en Cuba, Perú, Brasil, Nicaragua y Panamá se tienen derecho a 30 días, misma cantidad que en países europeos, como Austria, Francia y España, países de primer mundo.

De los 38 países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país, después de Estados Unidos, que menos días de descanso remunerado les concede.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), de la que México forma parte, en el Convenio 132 establece que el período vacacional mínimo que debe tener un trabajador en su primer año de servicio son 18 días y, no obstante, no ha sido ratificado por nuestra legislación después de 5 décadas de vigencia, pese a que hay constancia del enorme porcentaje de trabajadores que padece fatiga por estrés laboral.

Es mundialmente reconocida la importancia del papel que juegan las vacaciones en el descanso físico y mental de los trabajadores, de ahí que sea considerado como uno de sus derechos fundamentales, sin dejar de mencionar que, según un estudio publicado por OCCMundial, la bolsa de trabajo en línea más grande en todo el planeta, México está ubicado como el país en el que los trabajadores sufren mayor estrés laboral en comparación con los del resto del mundo, pues 60% de los trabajadores mexicanos lo padecen.

Hoy en día se habla mucho de los impactos físicos y psicológicos ocasionados por las condiciones estresantes del trabajo continuado por periodos tan prolongados.

De los simples dolores de cabeza, hemos pasado a las famosas migrañas incapacitantes, angustia e irritabilidad, cansancio constante y falta de motivación, ansiedad, malestares estomacales, como gastritis, colitis y úlceras con mayores complicaciones, falta de sueño, dolores musculares, desconcentración y accidentes de trabajo, problemas en la piel, depresión y cambios en el peso sin causa aparente, e incluso de gravedad como infartos, derrames cerebrales o paros cardíacos o diabetes y cada día la lista se incrementa con otros tipos de padecimientos.

Irónicamente la gente pasa la mayor parte de su vida en el trabajo, en medio de un ambiente laboral complicado, muchas veces dominado por la competencia y el ánimo de alcanzar el máximo rendimiento o la excedencia en la productividad.

Las señales que indican la urgencia del descanso son evidentes, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de los ciudadanos padece fatiga por estrés laboral y supera a países como China y Estados Unidos, pero las condiciones para vacacionar aún no están dadas en el marco de las relaciones laborales.

El Filósofo, crítico social, escritor sudafricano, Mokokoma Mokhonoana, nos invita a reflexionar cuando nos dice: “Hay más en la vida que ganarse la vida. No trabajes más de lo que vives”. Definitivamente descansar debe ser también un derecho y debe ser parte de la vida.

Sigamos atentos el camino que habrá de recorrer esta iniciativa denominada “Vacaciones Dignas”, que ahora deberá pasar al pleno de la Cámara Alta, para su análisis y aprobación o modificación, según sea el caso.

Les comparto mis redes sociales:

Facebook: @MiradadeMujer7/lcp

Twitter: @MiradadeMujer7

 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: